viernes, 28 de diciembre de 2007

el cielo, la tierra, estrellas y pirámides



Las tres estrellas del cinturón de Orión guardan las mismas proporciones en cuanto a tamaño/brillo, y alineación, que las pirámides de Gizeh: Khufu, Kafre y Menkaure (En griego; Keops, Kefrén y Mikerinos). Esta relación entre cielo y tierra, además de la relación entre las medidas de las pirámides con el planeta, nos interesó -más allá de las teorías- porque muestra irrefutablemente la capacidad de comunión que antes tuvo el ser humano.

Se puede objetar que esclavismo y superchería participaron en la construcción del magnífico complejo de Gizeh; y aunque discutir ese punto implicaría desviarse de la reflexión central diremos, sin embargo, que nada sabemos del ánimo de quienes prestaron su fuerza para lavantar esa obra y, ¿no sucede de la misma forma actualmente, con la diferencia que se construyen puentes, templos y rascacielos con obreros bajo la recompenza del dinero?

Las estructuras sociales han cambiado poco; los cambios realmente han sucedido al interior del ser humano: en la forma de comprender nuestra existencia (¿qué nos hizo cambiar de este modo?), lo cierto es que los cambios en la civilización que vivimos, se relacionan más con guerras nucleares que con estrellas.

aquí y aquí datos interesante sobre Gizeh.

No hay comentarios: